La serpiente emplumada

Editorial La Serpiente EmplumadaEn la Feria Internacional del Libro de Bogotá tuve la oportunidad de hacerme a un ejemplar de la revista Impronta, editada por el sello editorial de la Pontificia Universidad Javeriana.

En este número, correspondiente a julio – diciembre de 2009, vienen tres artículos muy interesantes sobre campo editorial independiente colombiano y que nos permiten conocer un poco más sobre los mismos. A continuación reproduzco el primero de ellos.

La serpiente emplumada

La Serpiente Emplumada es una editorial de escritores para escritores. Su creadora Carmen Cecilia Suárez y quienes conforman le comité editorial son personas que se han dedicado a las letras y su relación con los libros van más allá de la mera producción empresarial. Un diseño cuidado, obras de alta calidad literaria y el trabajo en la cercanía del autor con sus lectores, son algunos de los principios de esta destacada editorial, que ha llegado a tener repercusión en el ámbito internacional.

Impronta habló con Carmen Cecilia Suárez, graduada en Psicología, con un Doctorado en Educación, una Maestría en Psicología Educativa de la Universidad Estatal de la Florida y un título honorífico del programa en Literatura del Programa Internacional de Escritores de la Universidad de Iowa. Ha publicado cinco libros en el campo de la educación, cuatro libros de cuentos y dos de poemas, sobre los temas de la pareja, el erotismo y la búsqueda de identidad de la mujer. Su libro “Un vestido rojo para bailar boleros”, la convirtió en uno de las autores nacionales más leídos en 1988.

  • ¿De dónde surgió la idea de crear La Serpiente Emplumada?

Siempre he tenido una estrecha relación con los libros porque soy escritora y veo que existe un problema para la circulación de estos en Colombia. Las editoriales comerciales publican ciertos títulos y me di cuenta del vacío que había en la distribución de literatura, y también de la necesidad de divulgar los libros fuera del país. Inicialmente, la editorial era una empresa unipersonal. Yo inicié en el 2001 y en el 2006 ésta se convirtió en Sociedad Limitada. Entraron varias personas que tienen que ver con el oficio y el proceso del libro. Entró Esperanza Dorado que maneja la distribución editorial, Marlone Navarrete, encargada de la impresión, también Benhur Sánchez Suárez, nuestro director editorial, Agustín Morales Rivera y Gloria Díaz Salom que son escritores, Marlene Camacho y Mario Zapata, vinculados a la cultura; de este modo, hemos conformado un equipo con las mismas preocupaciones, lo cual ha ayudado mucho, porque era una tarea muy grande para mí sola. La editorial se creó con dos propósitos: apoyar la publicación de una buena literatura colombiana con calidad editorial –dándole un tratamiento respetuoso al libro y al escritor –y tener repercusión internacional.

  • ¿Cómo se ha visto el papel de la editorial independiente en el mercado del libro colombiano? ¿Cómo han encontrado ese campo en comparación con lasa grandes editoriales?

Sacar adelante una editorial independiente es cuestión de persistencia, de terquedad. No es fácil vender libros, aunque nosotros distribuimos en librerías, cosa que muy pocas editoriales independientes hacen. También participamos en convocatorias, que tienen gran importancia para nosotros. El apoyo del Estado es fundamental, y debo destacar que la actual Ministra de Cultura, a través de varias convocatorias, le ha dado particular apoyo a las editoriales independientes. Nuestros libros deberías estar en las bibliotecas públicas, y creo que también ahí la participación del Estado es definitiva para que las editoriales puedan sobrevivir financieramente y para que los libros de los autores que publicamos se conozcan. Lo anterior es necesario, porque los muchachos están leyendo, básicamente, autores extranjeros; para lograr que esto cambie, nosotros trabajamos fomentando la cercanía entre el escritor y su público, organizando tertulias y diferentes eventos.

Más allá del mercado colombiano, hemos tenido la oportunidad de movernos internacionalmente. Nos invitaron a la feria de Frankfurt dos veces por ganar una convocatoria. La Feria del Libro de Frankfurt tiene un programa excelente para editoriales independientes de todo el mundo, que incluye todos los gastos, un curso de derechos de autor y un stand. Como resultado de eso, tenemos expuestos libros en bibliotecas francesas, australianas y alemanas, esto es muy importante, porque son los sitios a donde van las personas que estudian literatura o que buscan autores nuevos. También tenemos un punto de distribución en Alemania. Hemos firmado dos contratos de ventas de derechos de autor: uno con una editorial italiana, del libro de Adelaida Fernández de Ochoa “Que me busquen en el río” y el otro libro de Mauricio Botero Montoya, titulado “Otto el vendedor de música”, con una editorial en Suiza. Unionsverleg que va a traducir la obra al alemán. Ésta es una muy buena oportunidad para los autores.

  • ¿En qué momento encontraron el punto de equilibrio?

Todavía estamos en eso. Se han ido viendo resultados a medida que la conciencia de unión es mayor. A las ferias internacionales ya no viaja cada uno por su cuenta, sino que gracias a la Red de Editoriales Independientes Colombianas (REIC), unimos fondos y vamos todos. En la Feria de Bogotá también participamos: tenemos un stand como Serpiente Emplumada y REIC también tiene uno. De todas maneras, es algo que requiere creatividad todos los días porque nos estamos inventando cómo hacer las cosas. Por ejemplo, ya en este momento podemos decir que la editorial es viable financieramente. No produce cantidades de dinero pero sí se sostiene, sin haber dejado el ideal inicial y sin dejarse llevar por el mercado.

  • ¿Qué debe hacer un autor so quieres que su obra sea publicada por La Serpiente Emplumada?

Que su obra sea buena y estar interesado en que lo publiquemos.

  • ¿Manejan los libros por colecciones?

Si. Nosotros tenemos varias colecciones. Tenemos la Colección Vestido Rojo que publica novela y cuento. La colección Opera Prima para nuevos autores, en la que hemos publicado muy buenos escritores que no habían publicado antes como Sebastián Chalela. Otra colección se llama Laura Victoria y está dedicada a la poesía; la colección Pulgarcita publica libros de niños; tenemos la colección de los Sabios y Coordenados Cero, donde se publican libros de ciencia y creatividad. Esta última nació gracias a mi trabajo en el campo educativo; tengo un Doctorado en Educación, dirijo una maestría en la Universidad Sergio Arboleda y escribo para este campo, además del literario.

  • ¿Cómo distribuyen los libros?

Nosotros distribuimos directamente a las librerías. Hemos hecho la labor internacional a través de ferias y nuestros libros están en varias páginas web como La Librería en Alemania que vende libros en español y una en Estados Unidos, Baker & Taylor. Debido a estos vendemos internacionalmente.

  • ¿Tienen su propia imprenta?

Tenemos un convenio porque a persona que tiene el taller es socia de la editorial. Nosotros hacemos todo el proceso editorial.

  • ¿Les llegan muchas solicitudes para publicar?

Muchas. Gran cantidad de gente que quiere publicar y llegan originales de todos los géneros. Porque el autor paga la publicación, pero a nosotros, a diferencia de otras editoriales, facilitamos el pago de la edición. En otras partes toca pagar el 50% del contrato y el otro 50% en la entrega, lo que para mucha gente es complicado. En cambio nosotros participamos del esfuerzo.

  • ¿Qué distingue a La Serpiente Emplumada de otras editoriales?

Nos distingue de las editoriales netamente comerciales, que nuestros principal propósito es publicar buena literatura y dar la oportunidad a autores colombianos, independientemente de qué tan buena acogida comercial puedan tener. De mover el libro nos encargamos nosotros. Hay unos que no se venden, pero que de todas maneras merecen publicarse porque son buenos, y hay otros títulos que soportan a esos que no se venden tanto. Uno nunca sabe cuándo un libro va a tener más acogida.

Nosotros queremos sostenernos y lo hemos logrado a pesar de las dificultades. Sin embargo, nuestro principal objetivo no es comercial. Nos hemos esforzado por tener una buena organización de todos los pasos de la cadena del libro. Tenemos un equipo, hemos invertido tiempo y dinero para contar con una buena logística; yo creo que eso es fundamental. Somos poquitos; eso quieres decir que cada uno de nosotros debe trabajar muchísimo y debe tener claro en qué dirección vamos, como una acción estratégica. Yo, por ejemplo, manejo lo que son derechos de autor, tenemos al director editorial que maneja la lectura de los libros y la aprobación de los libros. Ahora, Kattie Greff –prácticamente proveniente de Alemania quien además estudia idiomas- nos va a reesforzar el tema de las ventas internacionales. Vamos también a fortalecer la gestión de prensa, que hasta ahora se ha basado en tertulias: prendíamos la chimenea, arreglábamos mesas, Ya no podemos porque tenemos muchos libros. Las tertulias son indispensables. Son la manera en que el autor se acerca a su público y de difundir los libros. Es así como hacemos publicidad, aunque toma muchísimo tiempo.

  • ¿Se trabaja en la cercanía editor-autor?

Si. Esta es una editorial de escritores para escritores, entonces es una relación cercana. Fuera de eso manejamos toda la cadena del libro porque hay editoriales independientes que no distribuyen, no imprimen o no hacen selección de textos. Nosotros sí seleccionamos textos y tratamos de ayudarle al escritor cuando se requiere corrección de estilo, aunque no reescribimos libros. Tiene que ser un buen libro para comenzar.

  • ¿Cómo ven el papel del libro en la sociedad actual, dónde existen nuevas tecnologías como el libro digital?

Yo creo que McLuhan en los años sesenta (yo estaba en Estados Unidos en ese entonces) dijo que el libro se iva a acabar. Y, ¡ahí sigue el libro! Creo que el libro va a seguir. Indiscutiblemente otras herramientas como el libro digital van a ayudar a su difusión. Puede que cambie su forma, pero yo creo que el libro de papel nunca se va a acabar, porque sigue gustando, porque tiene una relación cercana con la persona que lee. De todas maneras, nosotros también estamos estudiando el tema de la edición digital. Respecto a eso hay un problema de derechos de autor grande. No sé si sepan que Google está demandado por las editoriales norteamericanas porque se copiaron libros de bibliotecas, se han hecho disponibles al público y en algún momento todos van a estar disponibles en Internet. Entonces sí hay que considerar el mundo de la edición digital y sus implicaciones.

  • ¿El libro digital les ha afectado las ventas?

Yo creo que todavía no, pues nuestra incursión en las ventas internacionales es pequeña. Pero eventualmente sí, pues esta gran biblioteca que Google está organizando va a permitir que las personas consigan cualquier libro. Esa demanda que hay en contra de Google no se ha discutido mucho aquí en Colombia. Estuve hablando con algunos editores y concluimos que es importante explorar eso. Uno tiene que hacer presencia porque ahí hay un tema de derechos de autor donde grandes compañazas se van a apropias de los libros. También va a ser muy difícil llevar el control de cuántos libros se han vendido virtualmente, y cuánto se le reconoce a la editorial o al escritor. Creo que es un tema que amerita reflexión.

  • ¿Qué importancia ha tenido la REIC para la editorial?

Nosotros pertenecemos a la junta directiva de la Red de Editoriales Independientes de Colombia (REIC). A través de la red estamos tratando de fortalecer lo que a partir de acciones individuales no podemos hacer. Yo estuve con la REIC en la Feria del Libro de Guadalajara en el Salón de Derechos. Asistí, no como editorial La Serpiente Emplumada, sino como REIC. Ayudé en la venta no sólo de mis libros, sino d en la de otros autores. La REIC está haciendo una muy buena labor donde se aúnan esfuerzos.

  • ¿Cuál es su mayor competencia?, ¿o entre editoriales independientes hay una relación de alianza?

En este momento, a través de la Red nos estamos aliando, pero es una relación que se está construyendo; estamos aprendiendo a apoyarnos. Naturalmente es difícil limitar hasta dónde compite uno y hasta dónde se poya, pero creo que la REIC es importante y es un gran aporte, pues somos editoriales pequeñas y hay ciertas cosas que nos queda difícil hacer solos. La REIC lleva un año aproximadamente y se dio gracias al apoyo del Ministerio de Cultura. Al Consejo Nacional de Cultura se le propuso ayudar, porque la editorial independiente estaba excluida de muchos beneficios. Por ejemplo, el gobierno hace compras de libros para las bibliotecas públicas del país y ellos priorizaban a las grandes editoriales. Ya unidos nos deben tener en cuenta.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Un comentario para “La serpiente emplumada”

  1. mauricio soy de santiago putumayo leo tus obra te felicito sigue adelante soy estudiante de 111 y si me puedes mandar tu autografo o correo te lo agadeseria ha y soy saxofonista chao y muchas felicidades tus obras son solprendentes

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *