El tráfico de especies

Tráfico de especiesEscrito en el 2000. Disfruten su lectura.

El tráfico de especies

El tráfico de especies es un mal arraigado en todas las ecologías del mundo, pero sobre todo en aquellas que poseen especies llamativas, tanto animales como vegetales que para el resto del mundo son exóticas, a tal punto que este calificativo y la demanda por ellos, las ha llevado o están al borde de la extinción.

Desafortunadamente, acabar con este negocio es realmente muy difícil, debido a los millones de dólares que mueve anualmente, lo cual lo convierte en una empresa muy lucrativa y en un mundo capitalista, donde el dinero es más importante que la vida de los animales, es caso perdido. Muchos países que son conscientes de sus riquezas en fauna y flora han intentado, mediante el establecimiento de leyes, tratar de controlar un poco esto, pero con esfuerzo en vano.

Pero la culpa del tráfico de especies no solamente está en la oferta, que son los traficantes, sino en la demanda. Personas, hombres, mujeres y se podrían incluir niños mimados, multimillonarios del mundo que por sus mismas excentricidades, los llevan a establecer una demanda por todo aquello llamativo y exótico, sobre todo por animales o parte de ellos: el marfil de los colmillos de los elefantes africanos, la piel de los tigres de bengala asiáticos, etc. O también por llevárselos a vivir a sus casas como mascotas o como un miembro más de la familia, como el caso que sucedió en Taiwan, donde una señora de apellido Chang, tenía por “hijo” un orangután llamado Di-Di, le enseñó a reconocer más del 75% de lo que diariamente ella hablaba, le enseñó a abrir la puerta, a quitarse la ropa y hasta hacer sus necesidades en el baño, aunque la señora Chang, posteriormente, decidió dejarla en libertad y regresarla a su hábitat natural.

Pero estos animales, al ser cambiados de hábitat, reducen enormemente su tiempo de vida y llegan a morir al poco de tiempo de haber sido traficados, otros logran soportar su vida en cautiverio pero de todas formas es totalmente distinto a su vida en estado nativo. Pero las personas demandantes no son conscientes de esto, no son conscientes que sus actuaciones están afectado una cadena ecológica importante en un fauna y flora donde la existencia de esas especies es vital para la cadena alimenticia y el control de otras especies (no tan exóticas a veces) y están trayendo enormes consecuencias irreversibles.

Como anotaba anteriormente, es muy difícil lograr cerrar este lucrativo negocio o por lo menos reducirlo drásticamente. Yo pienso que esto solamente se logrará cuando las especies exóticas logren reproducirse en laboratorios genéticos para el gusto de los excéntricos de este mundo, pues ya no habrá ninguno de estos en estado natural.

GD Star Rating
a WordPress rating system
El tráfico de especies, 3.3 out of 5 based on 6 ratings

2 comentarios para “El tráfico de especies”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *