¿Es posible el desarrollo sostenible? Análisis de la Ley 99 del 1991 y el texto “¿Qué es la entropía?” de Vittorio Silvestrini

Escrito en el 2000, espero disfruten su lectura.

¿Es posible el desarrollo sostenible? Análisis de la Ley 99 del 1991 y el texto “¿Qué es la entropía?” de Vittorio Silvestrini

¿Qué se entiende por Desarrollo Sostenible? La respuesta a esta duda la encontramos en el artículo 3ero de la Ley 99 de 1993, la cual textualmente nos dice:

Artículo 3.- Del Concepto de Desarrollo Sostenible. Se entiende por desarrollo sostenible el que conduzca al crecimiento económico, a la elevación de la calidad de la vida y al bienestar social, sin agotar la base de recursos naturales renovables en que se sustenta, ni deteriorar el medio ambiente o el derecho de las generaciones futuras a utilizarlo para la satisfacción de sus propias necesidades.

Es decir, que para lograr un crecimiento económico y mejorar la calidad de vida de nuestros habitantes, debemos utilizar los recursos naturales con mesura y de manera inteligente, acordándonos siempre que vendrán generaciones futuras que también necesitarán esos recursos para su supervivencia y que por lo tanto, se busca mediante esta ley, implantar políticas y organismos, como el Ministerio del Medio Ambiente, que se encarguen de gestionar procesos que permitan llevar a cabo este Desarrollo Sostenible, teniendo en cuenta los factores económicos que son sumamente influyentes y otros de tipo social y administrativo.

Por otro lado, Silvestrini en su texto, nos hace una amplia exposición acerca del tercer principio de la termodinámica “La energía no se destruye, se transforma”, es decir, el principio de la Entropía o la ley de la conservación de la energía. Este principio es muy claro: la energía nunca está estática, siempre está en constante cambio y cuando suceden esos cambios, se dan de forma irreversible, es decir, que no se pueden echar para atrás. Lo que cambió cambió y no lo volveremos a tener en el primer estado en que lo encontramos, sino que ahora lo tendremos en una nueva forma y así sucesivamente hasta el punto que esta energía termine degradándose. La energía en su estado primigenio, siempre será más valiosa que en los estados posteriores en que la tendremos después de sus transformaciones.

Entonces, desde el punto de vista entrópico, ¿es posible lograr llevar a cabo un Desarrollo Sostenible? Aparentemente, hay una discrepancia entre los dos textos, porque, ¿cómo se puede hablar de utilizar el medio ambiente sin destruirlo, si la termodinámica nos dice, que debido a los constantes cambios y transformaciones, la energía llegará a un punto en que se degrade en su totalidad? Es decir, que llegará un momento en que ese Desarrollo Sostenible, será insostenible, pues los recursos se habrán agotado, debido a las constantes modificaciones a las que se le sometió.

Por mucha mesura con que se utilicen los recursos, estos siempre se irán agotando poco a poco, más rápido o más lento, pero será irremediable, entonces, no se puede hablar de un desarrollo sostenible en todo el esplendor de este término porque es imposible.

Entrópicamente, el término está mal construido. La iniciativa del gobierno nacional es buena para tratar de que nuestros recursos duren por mucho más tiempo, y que generaciones futuras tengan derecho a hacer uso de ellos, pero no se le puede llamar Desarrollo Sostenible, pues es imposible que “sin agotar la base de recursos naturales renovables en que se sustenta, ni deteriorar el medio ambiente” pueda desarrollarse libremente la vida de habitante colombiano.

Tendría que hacerse un reestructuración y una nueva reflexión acerca de lo que se está concibiendo como Desarrollo Sostenible, y tener en cuenta que la misma ley de la termodinámica nos dice que siempre las cosas (conociendo de antemano que todo en este mundo es energía) cambiaran por más que traten de preservarse y que el tiempo y la forma de uso son factores determinantes para mediar su duración.

El concepto de Desarrollo Sostenible en la ley, debe tener en cuenta este principio de la física y hacerlo parte de su significación, haciendo énfasis en que los recursos naturales llegarán un momento en que se agotarán y que es nuestra misión y nuestro deber para con las generaciones futuras, retrasar ese proceso de “envejecimiento”, de degradación total del medio ambiente, utilizando estos recursos lo más eficientemente posible, lo más mesurado, de la forma más inteligente que encontremos, porque cuando el medio ambiente experimente su última transformación y la energía desaparezca, nosotros y el resto de la raza humana, pasará a la historia, será la extinción del hombre y se dará paso a un nuevo ciclo transformacional de la energía.

GD Star Rating
a WordPress rating system

Un comentario para “¿Es posible el desarrollo sostenible? Análisis de la Ley 99 del 1991 y el texto “¿Qué es la entropía?” de Vittorio Silvestrini”

  1. Considero que el desarrollo sostenible busca precisamente lo que comentas en el último párrafo, ser más eficientes, para retrasar el agotamiento de los recursos.
    Por otra parte la ley de la conservación de la energía “La energía no se crea, ni se destruye se transforma” obedece a la primera ley, no a la tercera. Y la segunda ley regula como se da la dirección en que suceden los procesos termodinámicos y la imposibilidad de que ocurran en sentido contrario, es decir la irreversibilidad del flujo de energía, lo que tú llamas que no se puede echar para atras, esta ley se basa en la existencia de la entropía, que es la tendencia natural al desorden y mide la parte de energía que no puede utilizarse para producir trabajo, es decir la perdida de energía.
    Pero me ha gustado tu articulo y la comparación con el concepto de Desarrollo Sostenible de la ley 99, que se basa en los conceptos generados por la Comisión Mundial sobre medio ambiente y desarrollo.
    Me gustaría conocer de donde sacaste la idea y ver como se puede profundizar.

    GD Star Rating
    a WordPress rating system

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *