Hipertexto: tipos, objetivo y construcción de la estructura hipertextual

Originalmente coescrito junto con Yolanda Martínez en el 2005. Periodismo digital desde Colombia.

Hipertexto: tipos, objetivo y construcción de la estructura hipertextual

Siempre hemos estado rodeados de hipertextos, y en mayor o menor grado los hemos percibido; sin embargo, es indudable que el término como tal saltó a la palestra pública con el desarrollo de internet.

El texto de Ramírez nos hablaba de los diferentes tipos de hipertextos: el impreso, el 3D y el electrónico; y nos daba las características fundamentales de este último: permitir la combinación de elementos multimedia e hipermedia (audio, video, animación texto), basándose en los saltos conceptuales y de contenido; cuya producción y lectura es muy sencilla”.

El texto de Orihuela nos hablaba de tres tipos de consumidores de tecnología: los borrachos, los abstemios y los catadores, donde este último “es el usuario que no ha sucumbido al vértigo provocado por la velocidad del cambio, que ha superado la fascinación y que no se ha estancado en la perplejidad. Utiliza los nuevos medios en función de sus necesidades reales, con sobriedad y con prudencia. Sabe escoger y es consciente de que no puede probarlo todo…”

Cuál es el punto. Que el hipertexto hay que saberlo manejar, saber hacerlo para que cumpla con su objetivo: “construir un orden complejo, basado en la necesidad de una lectura fragmentada, de acuerdo a los modos de lectura y escritura, basados en la lógica del cerebro humano” y es aquel usuario de internet, un catador, quien puede darle ese uso adecuado pues por su perfil puede hacerlo. Un usuario borracho no, pues este sencillamente se limitará a linkear todo lo que le parezca sin detenerse a pensar si lo está haciendo correctamente, si es funcional o sólo son vínculos sin orden ni concierto.

Para construir hipertextos hay que manejar varios elementos, dependiendo si lo que queremos usar como medio de vínculo o linkeo es una imagen o un texto. No se trata de utilizar este recurso por utilizarlo, se trata de hacerlo adecuadamente para que la página web o el sitio web cumplan con su objetivo. Se trata de hacer hipertextos funcionales, que puedan dejar un buen sabor de boca a los visitantes de nuestros sites y que se animen a repetir la experiencia, es decir, que vuelvan a visitarnos. De una buena estructura hipertextual depende mucho el éxito de un sitio web.

Un primer elemento sería la estructura textual. De un párrafo que hemos escrito, debemos analizar que palabra, palabras o frases se constituyen en un potencial link o vínculo; que nuestro usuario al leerlo, identifique fácilmente ese vínculo y pueda tener una idea de antemano de lo que va a encontrar o que se va a desplegar cuando haga clic. En este punto además también hay que saber jugar con los colores y con las decoraciones o adornos que tenga ese texto y que lo hagan fácilmente identificable como un link.

Otro elemento sería el gráfico, tanto las imágenes como tales como aquellas que ya se han convertido en íconos. Hay que saber escoger la imagen que se va a convertir en link y que va a hacer parte de la estructura hipertextual de ese sitio web. El recurso gráfico en un sitio web es muy rico y por lo tanto hay que ser muy selectivo con aquellos que se van a usar; evitar imágenes muy pesadas. Imágenes muy grandes, imágenes con exceso de animación, imágenes con mala resolución, imágenes que no tengan relación con el elemento (imagen, texto, sonido, video) a vincular y otros aspectos.

La estructura hipertextual, la suma de todos los hipertextos, en un sitio no puede, más bien, no debe ser muy profunda, máximo tres niveles de profundidad (vertical) y toda aquella que se pueda en forma horizontal; aunque esto puede variar un tris dependiendo del tamaño de información que se despliegue en el sitio. Hay siempre que tener en cuenta que una estructura demasiado profunda hace que el visitante se pierda en la maraña de contenidos del sitio y por lo tanto se convertirá en una experiencia frustrante.

¿Por qué hacer énfasis en el conocimiento a la hora de la construcción de hipertextos y por ende la estructura hipertextual?, porque sencillamente todos los sitios web están basados en este principio y sobre todo, aquellos sitios que son informativos como periódicos digitales, blogs, portales, entre otros. Hay diferentes tipos de estructuras hipertextuales cuyo uso varían de acuerdo a la naturaleza del sitio: lineal, ramificada, concéntrica, paralela, jerárquica, reticular y mixta.

A modo de conclusión con respecto a hipertextos y por ende estructura hipertextuales, vale la pena resaltar un estudio realizado en Argentina sobre la estructura hipertextual de algunos diarios on line, este estudio fue realizado por el Licenciado Francisco Javier Albarello, PDF que anexamos a este informe a manera de información.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
Hipertexto: tipos, objetivo y construcción de la estructura hipertextual, 5.0 out of 5 based on 1 rating

Un comentario para “Hipertexto: tipos, objetivo y construcción de la estructura hipertextual”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *