Andrew Wylie, agente literario, y su controvertida jugada con Amazon

Actualmente la industria editorial se encuentra en polémica con la decisión de uno de los agentes literarios más influyentes, Andrew Wylie, de prescindir de las editoriales para publicar en edición digital en Amazon, las obras de los más de 700 escritores que representa. Sobre el tema reproduzco la noticia publicada en Público (España) con una información complementaria de El Periódico (España) con respecto a una maniobra parecida del agente Guillermo Schavelzon para las letras hispanas. Pienso que es interesante seguir como evoluciona este asunto.

Andrew Wylie ‘El Chacal’ muerde a los editores

Guerra en el mundo editorial. Andrew Wylie, el gran agente literario, apodado El chacal, y que gestiona los derechos de más de 700 escritores en todo el mundo, ha escandalizado a la industria con un anuncio ambicioso y muy inteligente: pretende publicar en formato electrónico clásicos como Lolita de Nabokov, o Los Desnudos y los Muertos de Mailer directamente en Amazon, sin contar con las editoriales. Es una táctica que puede traer graves consecuencias, ya que ¿para qué se necesitarán a los editores si el escritor vende sin estos intermediarios sus libros en una página web?

La reacción de las editoriales ha sido inmediata. El gigante Random House, que tiene los derechos digitales de muchas obras que quiere editar Wylie, ya ha anunciado que rompe sus relaciones con él. “No negociaremos ningún trato a nivel mundial en obras de lengua inglesa, hasta que este asunto se resuelva”, aseguró uno de sus portavoces.

Todo empezó el pasado miércoles cuando el agente señaló en un discreto artículo en The New York Times, que produciría en exclusiva para Amazon libros electrónicos de obras de su catálogo ya publicadas. Para ello, su intención es crear una editorial, Odyssey Editions, que le sirva como herramienta para negociar directamente los royalties de sus autores con la tienda on-line.

En principio, la idea es forzar a las editoriales a pagar más por los derechos digitales. “Debe haber un ajuste con lo que están dispuestos a hacer”, decía Wylie a The New York Times. De hecho, según un artículo publicado en The Guardian el pasado jueves, son muchos los autores que se han quejado de que la oferta de las editoriales por este tipo de derechos es todavía demasiado bajo. En el Reino Unido, los derechos en papel están en el 25% del precio de venta al público (PVP). Los autores han exigido un 50% para los e-books. Amazon, por su parte, ya ofrece el 70%. La decisión para muchos es evidente.

Con esta táctica quien gana es el escritor, pero también el agente. En estos momentos, en España, el editor se lleva un 30% del PVP. Si este porcentaje desaparece al no existir este intermediario, el autor y su agente serían los grandes beneficiados.

La polémica de los muertos

De momento, Odyssey, la iniciativa de El chacal, empezará con 20 obras, entre ellas El hombre invisible” de Ralph Ellison, Miedo y Asco en Las Vegas de Hunter S. Thompson o Hijos de la Medianoche de Salman Rushdie.

El tema de los derechos digitales, sobre todo para los autores más famosos ya fallecidos, es extremadamente controvertido, como ha pasado en el cine y la música. Y Wylie tiene en cartera a muchos de ellos: Norman Mailer, Richard Avedon, Saul Bellow, Roberto Bolaño, Jorge Luis Borges, Vladimir Nabokov, Arthur Miller, Paul Bowles, William Burroughs, Diane Arbus, John Cheever, Raymond Carver, Irving Penn e Evelyn Waugh, entre otros.

Las editoriales aseguran que los ingresos digitales ya están incluidos en los contratos que firmaron en su momento con sus estrellas, antes de que existieran los e-books. Sus herederos, sin embargo, cuestionan el planteamiento. Piden que se renegocien los derechos y se quejan del porcentaje residual que reciben de los editores (entre el 25% y 30%)

En el mundo de los vivos, tampoco le va nada mal al Chacal. Entre el elenco de talentos solamente hay un español, Antonio Muñoz Molina, pero a su lado está el quién es quien de la vida literaria internacional, política e intelectual pasada y presente: Martin Amis, Phillip Roth, V.S Naipaul, Amos Oz, Salman Rushdie, A.M Homes, y celebridades como la fotógrafa Annie Leibovitz.

Todo esto sucede en un momento en el que Amazon ha anunciado que en el último trimestre había vendido más libros electrónicos que en papel (sin ofrecer nunca cifras). Algo “asombroso”, según el fundador y consejero delegado de Amazon, Jeff Bezos.

La siguiente cuestión es, si una vez eliminados los editores, el escritor también se comerá al agente.

—-

Con respecto a la maniobra de Guillermo Schavelzon en iTunes, El Periódico publicó:

En el mundo hispánico, el agente Guillermo Schavelzon ha ensayado una experiencia similar al poner a la venta en iTunes libros de fondo de autores como Mario Benedetti, Andrés Neuman y Ernesto Sábato. Sin embargo, explica Schavelzon, se trata solo de un ensayo con libros descatalogados en formato de papel, ya que, opina, «una agencia literaria no puede ni debe ser una editorial electrónica ni saltearse al editor de papel, que no es un intermediario sino un eslabón imprescindible para que un texto llegue al lector».

GD Star Rating
a WordPress rating system
Andrew Wylie, agente literario, y su controvertida jugada con Amazon, 4.5 out of 5 based on 2 ratings

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *