Educación mediática

Este texto lo escribí para una de mis clases de la maestría, con algunas modificaciones se los dejo. Espero les sea de utilidad.

Educación mediática

El estar en el área de la comunicación y el periodismo y conocer las teorías de comunicación de masas: el establecimiento de la agenda, el framing o encuadre, la sociología de la producción de los mensajes, la recepción, etc., permite conocer muy de cerca, unos más que otros, a los medios de comunicación, por lo que entre más se sabe de ellos, mayores son las razones por la que se tiene una posición muy crítica de consumo de los mismos.

¿Pero qué pasa con aquellos que no están en esta área? Es ahí donde entra a jugar la educación mediática que en otras palabras se traduce en enseñar a las personas a realizar un consumo crítico de los productos que generan los medios de comunicación, y así como a las empresas de otras áreas se les obliga a tener programas de responsabilidad social, la educación mediática debería considerarse como la actividad de responsabilidad social de las industrias de medios con la comunidad donde están presentes, siendo los centros de educación, desde el jardín infantil hasta la universidad, los espacios ideales para canalizar este tipo de programas.

Sin embargo, es de reconocer que del dicho al hecho hay mucho trecho ya que juegan diversos factores que impiden su implementación como una posible oposición de las industrias de medios, de las políticas públicas del gobierno de turno, la ausencia de comunicadores / periodistas capacitados como docentes para formar audiencias críticas, la falta de interés de los centros de educación por abrir espacios en sus programas académicos, y la ausencia de opciones para llegar a las audiencias que por alguna razón no están bajo régimen escolar.

Mientras se resuelven esos aspectos a nivel macro, se pueden ir haciendo las colaboraciones a nivel micro desde las herramientas que se tengan al alcance. En los programas académicos en Comunicación Periodismo tanto pregrado como postgrado, podrían, por ejemplo, impulsarse tesis de grado o trabajos finales de clase desde este enfoque. En el área de producción de televisión, la grabación de programas documentales críticos al sistema: la desconstrucción del mensaje de una comercial de televisión o el proceso de preparación de una portada de revista (modelo, sesión fotográfica, retoque digital, producto final), y tales videos ser cargados en YouTube, Facebook, Twitter, entre otros.

En otras áreas de la Comunicación, indagar por la educación mediática en escuelas de primaria y secundaria con miras a elaborar una propuesta para la misma, hacer diagnósticos a partir de estudios de recepción de determinado producto mediático para encontrar debilidades y oportunidades en este ámbito, y los hallazgos ser descritos en un paper para luego publicarse en revistas académicas indexadas, preferible online, para que así estén disponibles en la web para quienes indagan sobre el tema.

A un nivel más macro, de acuerdo a la posibilidades, proponerle a los colegios y universidades la creación de una asignatura optativa sobre educación mediática dirigida a sus estudiantes, cuyo currículo y sesiones sean manejados por un comunicador/periodista que se haya especializado en el tema.

Personalmente, aunque siempre me he considerado crítica en el consumo de productos mediáticos, no había caído en cuenta sobre la educación mediática, es decir, desconocía que el término como tal se relacionaba lo descrito, pensaba que se refería a enseñar en los centros de educación cómo se hace un periódico, cómo se hace un programa de televisión, pero refiriéndose a la parte técnica, no a una visión crítica de consumo.

Si bien lo anterior corresponde a acciones desde la escuela, el colegio y la universidad, lo cierto es que la educación mediática comienza, también, desde casa.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *