El fenómeno de la novela SMS en Japón

Conocida en inglés como cell phone novel o keitai shousetsu en su natal japonés, es una obra literaria original que se escribe usando el servicio de mensajería de texto o SMS de los teléfonos celulares y no supera los 160 caracteres por capítulo. Esta forma de escribir surgió en Japón y se ha convertido en un género literario popular exportándose a China, Alemania y Sudáfrica y ganando atracción en Taiwan y Sur Corea.

Las novelas SMS usualmente son escritas por mujeres jóvenes y en general sus identidades reales son desconocidas, las tramas son de ficción romántica que tocan temas como relaciones de pareja, amantes, violaciones, triángulos amorosos, embarazo, aborto, enfermedades, aunque con el paso del tiempo se han ido diversificando las temáticas.

La características principal de este género es que llega directamente al teléfono celular del lector como un mensaje de texto, y a la fecha cuentan con tres formatos diferentes: WMLD, Java y TXT. Existen sitios web japoneses dedicados a publicar novelas SMS, uno de ellos es Maho i-Land que llega a más de un millón de títulos, la mayoría de autores noveles y los cuales están disponibles sin costo; otro es Mobage-Town, una red social para móviles en ese país que incluye novelas SMS.

Varias de estas novelas SMS se han destacado y han llamado la atención de las editoriales que terminan contactando al escritor para publicarlas en formato impreso. La primera novela SMS en papel se publicó en Japón en el 2003, se tituló “Deep Love”, la historia de una adolescente activa en las citas pagadas o enjo-k?sai que termina contrayendo Sida, su autor, “Yoshi”, era un hombre treintañero residente en Tokio. La obra vendió 2.6 millones de copias en Japón y fue lleva a otros formatos: serie de televisión, manga y una película.

Por citar otros casos está “Love Sky” (Koizora en japonés) en el 2006, una novela SMS escrita por “Mika” y publicada en Maho i-Land que no sólo fue impresa sino también llevada al cine, manga y un TV drama. De igual forma sucedió con “Eternal Dream” escrita por Mone de 21 años, publicada en el mismo servicio llamó la atención de una editorial que la llevó al papel siendo un best-selling en la primera mitad del 2007. En el 2009 fue el turno de Yume-Hotaru de 22 años quien publicó su novela SMS sobre relaciones y sexo juvenil, “First Experience” a través de Mobage-Town y atrajo la atención de una editorial que la llevó al impreso.

A la fecha se siguen escribiendo y otros casos exitosos de esta narrativa mediada por la tecnología celular se irán conociendo. En Latinoamérica está sin explorarse el contar historias de esta forma, y aunque es diferente el contexto, no se perdería nada con intentar averiguar que tan dispuestos estamos a leer capítulo tras capítulo de una novela en mensajes de texto en nuestros celulares.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *