Desarrollo del periodismo en línea y móvil en los diarios mexicanos

Este texto fue publicado en el libro electrónico Hacia el Periodismo Móvil, perteneciente a la Colección Mundo Digital de la Revista Mediterránea de Comunicación (España). Fue escrito en autoría conjunta Claudia Lerma Noriega y Tania Lucía Cobos (2013). El libro se encuentra disponible libremente en pdf y el artículo en las páginas 50 a 72. Incluye pie de páginas y referencias bibliográficas.

Desarrollo del periodismo en línea y móvil en los diarios mexicanos

Introducción

Conforme se da una evolución tecnológica se amplían las opciones para que el periódico impreso tenga presencia en la red. En este cambio se desarrollaron los sitios web y se añade la tecnología móvil con sus variados dispositivos (de acuerdo a cada generación) a las alternativas para tener presencia por diversos canales.

En esta segunda década del siglo XXI la movilidad abarca una gran variedad de dispositivos, por lo que el término móvil engloba a todos aquellos inalámbricos y portables como, entre otros, los teléfonos inteligentes, las tabletas y los dispositivos electrónicos de lectura o e-readers.

Plataformas digitales y desarrollo del Periodismo Móvil

En su afán de seguir conservando a su público, de mantenerse a la vanguardia en el uso de avances tecnológicos y de consolidarse como un medio versátil, grandes consorcios de medios periodísticos y empresas pequeñas han adoptado desde hace algunos años una adecuación del medio tradicional a la red, y en algunos casos, han decidido brindar al medio digital la exclusividad de la transmisión de noticias.

Esta opción de acceso vía Internet permite además hacer uso de herramientas de interacción y de colaboración que da una mayor trascendencia entre la amplia oferta de información que circula en la red; en algunos casos, además consolida el denominado periodismo colaborativo. Casi todos los medios conocidos en formato impreso cuentan ya con un posicionamiento entre su público que accede al formato digital, sin embargo han ido adoptando algunos de los valores agregados que el Internet ofrece sobre cualquier otro medio de difusión. Una de estas opciones es la adaptación de la información a la plataforma móvil.

El periodismo móvil puede entenderse desde el punto de vista de la generación de contenido noticioso usando móviles, y también desde la utilización de los móviles como canal de distribución de la información. En la primera acepción, para referirse al ciberperiodismo móvil, Parra Valcarce (2008) lo señala cuando habla de “el tratamiento de la información periodística que permite el envío y la recepción online de textos, imágenes estáticas (dibujos, fotografías, infografías, etcétera), imágenes dinámicas y sonidos de manera integrada, así como la participación de los ciudadanos, convertidos en generadores y evaluadores de contenidos, todo ello utilizando las posibilidades tecnológicas de la tercera generación de la telefonía móvil”. La herramienta por excelencia para su desarrollo es el teléfono inteligente.

En su segunda acepción, y en el caso de la prensa, la emergencia y diversificación de los móviles en teléfonos inteligentes, tabletas, e-readers y otros dispositivos, en palabras de la Asociación Mundial de Periódicos (WAN, por sus siglas en inglés), resultan muy prometedores para el futuro de la distribución de noticias. Este aspecto cobra importancia como una forma de hacer frente a la crisis que vive la prensa suscitada –en parte por la gratuidad de la versión digital del mismo (y los desaciertos a la hora de consolidar un modelo de suscripción paga o paywall), la consecución de información noticiosa gratuita en Internet, la disminución de la pauta publicitaria en la edición impresa y la caída de la venta de ejemplares. Ante esta perspectiva, las plataformas móviles son una opción que puede añadirse a otras medidas para solventar los momentos difíciles de la redacción y la administración periodística.

Como ejemplo se puede citar al diario estadounidense USA Today, que en agosto de 2010 anunció una restructuración general que buscaba quitarle énfasis a la versión impresa y concentrarse en contenidos digitales para dispositivos móviles. Esto se tradujo en el despido de 130 empleados y la creación de un Departamento de Desarrollo Digital. “Tenemos que estar donde la gente está”, declaró su editor John Hillkirk “si la gente está utilizando el iPad como loca, o el iPhone y otros aparatos móviles, tenemos que estar ahí con el contenido que ellos quieren, cuando quieren”.

Dejando de un lado la visión apocalíptica de Estados Unidos, Kittler (1996), afirma que los “nuevos medios de comunicación no hacen obsoletos los viejos medios, sino que les asignan otros lugares en el sistema”, en este sentido, como lo explica Canavilhas (2011) se “intenta poner de relieve que a pesar de los cambios tecnológicos, el ecosistema tiene tendencia a requilibrarse, lo que supone un conjunto de readaptaciones de los medios de comunicación existentes a una nueva situación”, por lo tanto, las plataformas móviles representan un nuevo cambio tecnológico en la industria de la prensa, ganando espacio como un soporte más para la distribución de información noticia, y reorganizando así el ecosistema existente en este sentido.

Hay que apuntar también que las plataformas móviles o sistemas operativos móviles son mucho más sencillos o simples que los fijos –computador- y se centran en la conectividad inalámbrica, la multimedia móvil y en las diferentes formas de introducción o captura de información, pues como lo menciona Speckmann (2008), un sistema operativo móvil “es un sistema informático que no está vinculado a un determinado lugar, por lo que es posible moverlo o llevarlo, por ejemplo, en un teléfono celular, en un dispositivo portátil o en un sistema especial de cómputo en el automóvil […]”.

Formatos del Periodismo Digital y Móvil

En México, el periodismo impreso cuando ha decidido hacer presencia en la web lo ha hecho de las dos formas: el volcado, conocido como periodismo 1.0, y que no ofrece  elementos nada más allá del correo electrónico (no aprovecha las ventajas de la red); y el que adopta ciertas o todas las ventajas que el Internet puede ofrecer (formas interactivas, contenidos creados exclusivamente para la red, actualización con cierta constancia, uso de redes sociales, etcétera). Y es que en México esa explotación del periodismo digital se ha visto limitada porque a pesar de que el uso de la red ha crecido, no lo ha hecho tanto la consulta de noticias.

En el más reciente estudio sobre los hábitos del uso de Internet en México dados a conocer por AMIPCI (mayo 2012) en 2011 40.6% de los habitantes en México usan Internet, de ellos, el 61% visita sitios de noticias (sin especificar si son periódicos, revistas, portales, o algún medio en particular). Pero los datos más recientes dados por comScoreMediamatrix en agosto de 2012 señalan que el 97.3% de los usuarios de Internet en México mayores de 15 años que se conectaron durante el mes de junio recurrieron a la búsqueda de información y noticias. De tal forma que los visitantes únicos a diarios fueron más de 13 millones de personas, y a los de noticias generales más de 15 millones (con conectividad desde el hogar o el trabajo). Estos datos superan por mucho a la media latinoamericana y recogen el interés que tiene el mexicano por enterarse de lo que pasa en su entorno.

Las formas en que los periódicos tratan de tener un acercamiento con su público utilizando la tecnología móvil se centra en: alertas SMS, portales WAP (conocidos también como sitios web móviles), ediciones para dispositivos electrónicos de lectura (ereaders) y aplicaciones o apps Las mismas se detallarán más adelante. En México, las que más predominan son las apps (del inglés applications) y que son programas creados a la medida y por terceros para realizar una tarea específica, que con previa autorización del licenciatario, pueden ejecutarse sobre la misma. En el caso de las aplicaciones de periódicos, estas pueden haber sido desarrolladas por el mismo medio de comunicación, las reconocidas como “oficiales”, o por un tercero (como los agregadores RSS). Dado que no hay exclusividad, los diarios pueden tener su aplicación para cada una de las plataformas móviles (iOS, Symbian, Android, BlackBerry OS, entre otras).

La pluralidad de plataformas móviles hace que cada ecosistema sea único, por lo que demanda a la empresa periodística, además de diseñar y sostener un sitio web móvil, el esfuerzo de desarrollar aplicaciones para cada una de estas de acuerdo a las funcionalidades que cada plataforma ofrezca, es decir, se requiere el conocimiento y dominio del SDK (software development kit) de cada una, a lo que se le suma los emergentes estándares de HTML5 y CSS3 que aún generan confusión.

En México el periódico El Universal liberó su versión para e-reader (lector digital Kindle) en octubre de 2009; y también lo hizo O´Globo (Brasil). En la observación hecha en el 2012, se encontró que El Diario de Ciudad Juárez también presenta su contenido vía Kindle además de otros dispositivos electrónicos (aunque en el transcurso del 2009 al 2012 algunos diarios que propusieron esa opción a su público la desaparecieron como el diario Excélsior).

La rápida adopción también fue vista en el caso del diario Vanguardia (Saltillo), pues fue el primer periódico, y medio de comunicación latinoamericano, que desarrolló su versión para la plataforma iOS de Apple (iPod Touch, iPhone y iPad) en junio de 2010, y en el caso del dispositivo iPad, un mes antes de que se vendiera oficialmente en México.

Dentro de la variedad de dispositivos móviles además de los tradicionales teléfonos celulares de gama baja, también están los smartphones (teléfonos inteligentes), los ereaders (dispositivos electrónicos de lectura) y las tablets (tabletas o computadores portátiles de mano), que se caracterizan por conectarse de forma inalámbrica a Internet y porque operan con una variedad de plataformas o sistemas operativos móviles: iOS de Apple, Android de Google, Symbian de Nokia, Windows de Microsoft, Blackberry OS de RIM, entre otros. En México es posible conseguir la mayoría de ellos, ya sea a través de tiendas oficiales, distribuidores o revendedores.

El desarrollo de plataformas móviles ha sido diverso y variado, unas están emergiendo, otras predominan, otras han sido rebautizadas, otras han convergido, otras bifurcado, otras están en decadencia y otras han sido abandonadas. Además, su surgimiento y actualización, han sido impulsados por los grandes fabricantes de hardware y software (abierto y cerrado), sin embargo, su adopción, uso, y fidelidad descansa sobre los miles de desarrolladores o developers independientes que crean las distintas aplicaciones o apps que corren sobre las mismas y que distribuyen gratuitamente o con un costo a través de tiendas de aplicaciones en línea o genéricamente app store. Estos desarrolladores pueden ser personas naturales o empresas conformadas para tal fin.

Las primeras plataformas móviles se ubican en 1996 con Palm OS para PDA fabricados por la entonces Palm Computing Inc., y de Microsoft, Windows CE también en 1996 para PDA, Windows Pocket PC en 1998 para su Pocket PC y Windows Mobile en el 2000 para teléfonos inteligentes. Al 2011, de acuerdo con Horace Dediu de Asymco (Finlandia), este era el panorama  general del ecosistema móvil (no tuvo en cuenta aquellas cuyo impacto consideró poco significativo, tales como Openmoko, Qtopia, entre otras):

Fuente: http://www.asymco.com/2011/02/19/the-lives-and-deaths-of-mobile-platforms/

Varias de las plataformas o sistemas operativos móviles listados en el gráfico tienen presencia en los diversos dispositivos de tabletas y teléfonos inteligentes que se comercializan en el mercado mexicano como:

• iOS: Desarrollado por Apple, es una plataforma cerrada, basada en Mac OS X.
• BlackBerry OS: Desarollado por Research in Motion RIM (Canadá).
• Android: Basado en Linux, su desarrollo lo inició Android Inc. y lo continuó Google (al comprarla en el 2005) en conjunto con la Open Handest Alliance, en calidad de plataforma abierta.
• Windows Phone: Desarrollado por Microsoft como sistema operativo móvil cerrado basado en Windows CE y liberado comercialmente en el 2010, es el sucesor de Windows Mobile (lanzado en el 2000).
• Bada: Desarrollado por Samsung Electronics (Corea del Sur) desde el 2009 y basado en Linux.
• Symbian: su desarrollo se inició en 1998 bajo el nombre de Symbian OS de la mano de Symbian Ltd. (Reino Unido).
• QNX: Es un sistema operativo cerrado y en tiempo real desarrollado por la empresa canadiense QNX Software System desde 1982 y posteriormente adquirida el fabricante canadiense Research in Motion RIM.

Otras plataformas móviles como MeeGo de Intel, Brew de Qualcomm y LiMO de Limo Foundation, no cuentan con dispositivos móviles (o tienen muy pocos) en el mercado mexicano. En el caso de WebOS de Hewlett Packard, a mediados de agosto de 2011 la empresa anunció el desprendimiento de su unidad de hardware (portátiles, teléfonos inteligentes y tabletas) para concentrarse sólo en el software (aunque un mes después se retractó). Esto afectó al OS, que corre en la tableta TouchPad y en los teléfonos inteligentes Palm, sin que quedara claro su futuro.

En el caso de los e-readers, las plataformas y los dispositivos están fusionados y lo que se destaca es el dispositivo. Están concebidos y diseñados para la tarea primaria de la lectura, sea de libros digitales, revistas digitales y periódicos digitales, con algunas funcionalidades adicionales como reproducción de música y navegación web. En el mercado mexicano es posible encontrar variedad de modelos de e-readers de diversos fabricantes, sin embargo, sólo tres de ellos, cuentan con una tienda en línea que permite, entre otros, la suscripción a periódicos digitales. Ellos son el Kindle, de Amazon (con acceso a través de su Kindle Store), los Reader PRS de Sony y su Reader Store y el Nook, de Barnes & Noble y su Nook Store.

Propuestas de contenido para Periodismo Móvil

Debido al desarrollo del Internet Móvil, omnipresente en todos los dispositivos y plataformas móviles vigentes en 2012 es que marcha el ecosistema de desarrollo de aplicaciones. Entre las apps que se pueden encontrar se hallan las de periódicos o diarios,y pueden distribuirse gratuitamente o con un precio, y actualizarse una o varias veces al día (siendo estas también gratuitas o de pago). En el caso de los e-readers, la funcionalidad permite la suscripción digital; y en el caso de los teléfonos celulares de
gama media, el acceso, a través de los navegadores o browser de estos, a la versión móvil (conocidos por la extensión .mobi en su url o porque esta empieza con las palabra “móvil”, “mobile” o la letra “m”) o la versión clásica de un sitio web.

Actualmente en México, el acceso a Internet a través de dispositivos móviles se realiza de dos formas (sin ser excluyentes); la primera, a través del servicio de telefonía celular o redes celulares con tecnología GSM y UMTS, más conocido como redes 3G o Internet 3G. En este caso, el usuario contrata un paquete de datos con su operador celular, adicional al servicio básico de voz y mensajería SMS, o puede contratar sólo el paquete de datos. La segunda, es a través de WiFi, un cable que transporte la señal de Internet se conecta a un router WiFi el cual convierte a señal inalámbrica (una señal casera) o se establecen puntos de acceso o hotspots (por ejemplo una red municipal de Internet inalámbrico), en ambos casos, un dispositivo móvil con este estándar incorporado, podrá conectarse a Internet usando esta forma.

Feijóo y Maghiros (cit. en Valverde y Aguado 2010), proponen una clasificación básica y orientadora de los contenidos para móviles de acuerdo a las tendencias actuales. De acuerdo a estos, el primer grupo de contenidos son los adaptados y abarcan todos aquellos (entretenimiento, publicidad, noticias) con formatos definidos en otros medios (TV, radio, Internet) que sufren un proceso de adaptación a las características de la plataforma móvil. El segundo grupo de contenidos son los específicos, aquellos que se diseñan específicamente teniendo en cuenta las potencialidades del medio móvil (comunicación, personalización, contextualización, localización, etcétera). En este sentido Valverde y Aguado (2010) señalan que si hace unos años la tendencia era trabajar con contenidos adaptados, actualmente se tiende a crear contenidos específicos teniendo en cuenta las posibilidades que ofrecen las nuevas plataformas y dispositivos móviles.

Agregan que en lo que respecta a la tipología de contenidos periodísticos móviles, resultan evidentes en la oferta actual dos características: homogeneidad y especificidad incipiente. El primero se refiere a que los medios distribuyen sus productos y servicios de manera muy similar, y el segundo, el evidente conservadurismo (aprovechamiento de lo que ya se tiene o se hace), con un tímido asomo evolutivo a una especificidad cada vez mayor. Si bien ellos exponen los anterior basándose en un análisis a medios españoles, lo anterior es posible extrapolarlo, en este caso, a los diarios mexicanos tomados en este estudio, tal como se verá más adelante.

Como se mencionaba párrafos atrás, las formas de distribución de contenidos de periódicos en plataformas móviles son las siguientes:

1. Alertas SMS: El primer servicio que ofreció la prensa para móviles fue el envío de alertas SMS a teléfonos celulares, remontándose los primeros casos al año 2000.  Los usuarios podían suscribirse suministrando su número telefónico a través del sitio web del periódico, al envío de SMS noticiosos a su celular. Estos contenidos podían ser titulares del día, noticias de último minuto, paquete de noticias o algún especial. El periódico establecía con cuál operador estaba activo el servicio, el número de mensajes a recibir y el horario de envío, además si la suscripción se establecía por un período de tiempo o por cantidad de mensajes.También el servicio se prestaba teniendo como intermediario al operador celular.

Este ofrecía el servicio (que podía mencionar o no el periódico de acuerdo a lo estipulado en la alianza) y el usuario las recibía. Usualmente fue un servicio con costo, aunque ocasionalmente se ofrecía gratuitamente. También el servicio abarcó la modalidad de mensajes MMS, por ejemplo, para el envío de imágenes y fotografías noticiosas.

En México aún hay varios periódicos (y operadores celulares como Telcel) que mantienen activo el servicio vía SMS, especialmente enfocados a los celulares de gama baja. Para el proceso de suscripción, el usuario debe enviar una palabra a un determinado código numérico, por ejemplo, “envía NOTI al 84832 desde tu Telcel”.

2. Paso de portales WAP a portales móviles: Los portales WAP surgieron en la segunda generación de la telefonía celular, entre los años 2002 y 2003. Este protocolo incluido en las nuevas gamas de teléfonos celulares y PDA permitía la navegación, aunque lenta y dificultosa, de sitios WAP, es decir, sitios diseñados exclusivamente para ser navegados a través de estos dispositivos. Usualmente eran una versión con resolución de pantalla reducida, textos cortos e imágenes en baja calidad de la versión web del diario. Sus url se reconocían por su extensión .wml o porque su dominio empezaba con la palabra wap (dominios del tipo wap.nnn.com). El acceso per se al portal wap del periódico no tenía costo, el precio que pagaba el usuario radicaba en la transferencia de datos que hacía en la red celular para poder cargarlo.

Con el paso de los años, el incremento de la velocidad en cada generación de la telefonía celular, las nuevas versiones del protocolo wap, el desarrollo de los navegadores para móviles y el lanzamiento de dispositivos móviles con pantallas más grandes, permitió la evolución de estos portales a los que hoy son conocidos como sitios web móviles.

En el 2005, la ICANN aprobó el dominio .mobi (del inglés mobile) enfocado al registro de sitios diseñados para dispositivos móviles en general, así cómo los estándares que deben cumplir este tipo de sitios. Actualmente éstos se identifican no sólo por su terminación .mobi, sino también porque utilizan la letra m o la palabra móvil / mobile para sus url (Ej: m.ppp.com).

Si bien el contenido principal sigue siendo el texto, ya se despliegan gráficas e imágenes fijas en mayor resolución como el encabezado del sitio, publicidad, fotografías, íconos, entre otras, además variedad en los colores, diseño más estilizado y una estructura de navegación optimizada para pantallas pequeñas.

En lo relacionado al costo, es el usuario quien asume el pago de la transferencia de datos que demande navegar el sitio web móvil (el mismo viene incluido en lo que se conoce como plan de datos, paquete de datos, plan Internet Móvil o Internet 3G que se haya adquirido), y si bien el acceso al contenido suele ser gratuito, algunos diarios han establecido paywall o sistema de pago, extendiendo el que está presente en su versión web. El usuario que se haya suscrito utiliza por lo tanto su usuario y contraseña para
acceder a la versión móvil como a la web.

Cabe recalcar que no todos los diarios cuentan con una versión optimizada para móviles, por lo que si alguien, usando su dispositivo móvil, ingresa al sitio del mismo no se sucede un redireccionamiento a la versión móvil sino que se despliega la versión web es que no se ha adecuado a una versión de este tipo. En este sentido es de destacar que dado el tamaño de las pantallas móviles, la apertura de ésta versión del diario puede dificultar la experiencia de navegación, obligando al usuario a realizar permanentemente zoom in y zoom out para poderlo recorrer y leer.

Aplicaciones o apps: Desde la aparición de las primeras plataformas móviles se incentivó el desarrollo de apps. Apple le dio un gran impulso al desarrollo de aplicaciones móviles en los años  2007 y 2008 cuando lanzó la plataforma móvil iOS para sus dispositivos iPhone y iPod Touch. Con la implementación del programa Apple Developer le permitió reclutar desarrolladores freelance, les brindó el iOS SDK (software development kit) y una serie de herramientas de programación, Xcode, para que crearan aplicaciones de toda índole, incluyendo noticiosas. Las aplicaciones, una vez revisadas y aprobadas por Apple, son distribuidas exclusivamente, de forma gratuita o de micropagos, a través de su App Store.

La estrategia resultó ser exitosa por lo que fue replicada de forma similar por otras plataformas competidoras como Symbian, Android o BlackBerry OS, estructurando cada una su propio programa para desarrolladores freelance, un SDK, tiendas digitales distribución, sistema de micropagos, programa de comisiones por ventas, entre otros aspectos. Las aplicaciones no firman acuerdo de exclusividad por lo que el desarrollador puede diseñar la misma aplicación para correr en tantas plataformas como desee o
requiera.Entre las diversas aplicaciones noticiosas que se pueden encontrar en las variadas plataformas están las de periódicos.

El micropago por descargar la aplicación es variable, e incluso puede ser gratuita. De la misma forma, el acceso a la información que se actualiza al menos una vez al día puede requerir un micropago o también ser gratuita, situación que impera en la mayoría de los diarios que en México utilizan estas plataformas para difundir la información entre sus lectores.

Dado el nuevo ambiente que implica el móvil, con sus características de portabilidad, de pantallas pequeñas, de conexión y de respuesta a programas informáticos; el diseño gráfico y la arquitectura de información de las aplicaciones para periódicos ha requerido ingenio para la optimización del mismo, yendo de la mano con el ofrecimiento de contenido enriquecido (audio, video, texto e imágenes), redes sociales, publicidad y funcionalidades.

3. Edición para dispositivos digitales de lectura: Para competir con el papel, los dispositivos digitales de lectura necesitan una serie de cualidades, entre ellas, portabilidad, simplicidad y legibilidad, y aunque las suscripciones digitales a periódicos (y revistas) están disponibles, poco se sabe sobre su posible potencial como sustituto de las publicaciones impresas, particularmente cuando se encuentran fuera de su mercado geográfico, afirman Hollander et al. (2011).

Aunque hablar tajantemente de sustitución es exagerado, dada las características de los dispositivos electrónicos de lectura o e-readers, varios periódicos han adoptado también este medio como otra forma de distribución global de sus contenidos. Para tal fin han establecido contacto con las compañías propietarias que los ofrecen y que cuentan con una tienda de contenidos que le brinda este servicio, tales son Amazon y el Kindle, Sony y los Reader PRS, y Barnes & Noble y el Nook.

Los e-readers de estos propietarios no son piezas únicas, sino que también cuentan con diferentes modelos donde varía el tamaño de la pantalla, si tienen teclado físico o son touchscreen, tipo de conectividad (WiFi, 3G), archivos que soportan, entre otras características.

Se encontraron dos estrategias que permite a la prensa estar disponible para estos dispositivos. Por un lado, Amazon ha creado el Kindle Publishing for Periodicals, donde el periódico interesado debe solicitar una membresía, y una vez aprobada debe ajustarse a las especificaciones técnicas que se le solicitan y demás condiciones con respecto al modelo de negocio y frecuencia de actualización que manejan. Por el otro, en los casos de Sony para sus Reader PRS, y Barnes & Noble para su dispositivo Nook, ambos establecen acuerdos directos con los propietarios de los periódicos para vender suscripciones digitales en sus dispositivos. Las especificaciones técnicas y el modelo de negocio son establecidos por las compañías y estandarizados a todos los diarios que se distribuyan en estos.

Adicionalmente, empresas internacionales dedicadas a la distribución multicanal de periódicos y revistas, como NewspaperDirect y Pressmart, han establecido acuerdo con estas compañías, Amazon, Sony, y Barnes & Noble, para poner a disposición de los usuarios de estos dispositivos su catálogo que incluye diarios de diferentes países, entre ellos México. Estos distribuidores han desarrollado aplicaciones para las diferentes plataformas móviles con el mismo objetivo.

Los diarios en e-reders cuentan con  características particulares independiente de la compañía con que estén, donde se destaca principalmente el tratar de recrear la experiencia de un periódico impreso, en palabras de Vavrus (2011) “los e-readers se parecen más a la experiencia analógica de lectura”. De igual forma, su actualización va de acuerdo a la frecuencia de publicación del impreso (una vez al día, una vez a la semana, etc), y no hay exclusividad, un mismo diario puede estar disponible para los dispositivos de cada compañía.

En lo que se refiere al esquema de suscripción digital el mismo ha sido pago para estos dispositivos desde sus inicios y es igual en las tres compañías. El usuario interesado puede obtener por catorce días una suscripción gratuita a modo de prueba, posteriormente, si quiere continuar, deberá pagar una determinada suma mensual. También es posible que el usuario pueda comprar sólo la edición del día.

Las compañías propietarias de los e-readers tienen o están trabajando en aplicaciones o reading apps que les permitan a sus usuarios disfrutar de las suscripciones digitales que han adquirido sin necesariamente estar atados a sus dispositivos, sino que también puedan abrirlas en otros dispositivos móviles que tengan como tabletas y teléfonos inteligentes (independiente de la plataforma), e incluso computadores portátiles y de escritorio

Aspectos que configuran una aplicación noticiosa para móviles

En el 2010, la Digital News Test Kitchen de la Universidad de Colorado (Estados Unidos), presentó el informe de investigación In-depth News for Smartphones, en este afirma que así como los teléfonos celulares tienen la capacidad de enviar y recibir noticias al instante en modo texto (SMS), los de última tecnología como los teléfonos inteligentes tienen características como pantallas más grandes, audio, video, imágenes, localización geográfica y otras avanzadas que hacen de estos un gran medio para las noticias. Esta apreciación se extiende además a otros dispositivos móviles como las tabletas y los reproductores multimedia portátiles y reiteran que no debe tratarse con descuido el paso del computador al móvil, tal como se hizo en la década los noventa cuando ocurrió la transición del impreso a la web.

Las empresas periodísticas han empezado a dedicar esfuerzo y creatividad a la creación de contenidos específicos aprovechando las amplias características que presentan los dispositivos móviles, y que son soportadas por las plataformas que corren en los mismos, sin embargo, todavía hay un gran número de proveedores de noticias que no descubierto la manera de sacar el máximo provecho de éstas. Funciones como realidad aumentada, códigos de barras en 2D y transacciones monetarias dentro de la aplicación aun son inexploradas.

Destacan que son los jóvenes los mayores de consumidores de tecnología móvil, misma que a su vez se caracteriza por ser la de más rápida adopción que cualquier otra tecnología, por lo que para las empresas periodísticas, se convierte en una oportunidad de acercarse a las generaciones que se han habituado a consumir información desde la cuarta pantalla. El diseño de la información noticiosa para móviles debe estar orientada al público joven, concluyen.

Como una forma de ayudar a los proveedores de noticias, entre ellos los periódicos, que están intentando adaptarse a esta nuevas tecnología y sacar provecho de ella, el informe identificó quince áreas de oportunidad que deberían contemplarse al momento de diseñar/desarrollar para móviles, de acuerdo con las características del dispositivo y la plataforma destino. Si bien fueron formuladas para teléfonos inteligentes son entendibles también a tabletas. Los elementos a considerar son:

1. Intensificar la interacción entre la aplicación y el usuario: esta se puede incrementar al permitir comentarios sobre la noticia, así como ver y responder los comentarios que han hecho otros usuarios de la misma a través de la versión web y de la móvil. También se puede activar la opción para que dicho comentario sea enviado en forma de archivo de audio, y con un programa de reconocimiento de voz, se transcriba y aparezca en la zona comentarios publicado como texto. Muchas aplicaciones ya se centran en el reconocimiento de voz. Otra estrategia es habilitar la etiquetación geográfica del comentarista, siempre y cuando el usuario autorice con conocimiento de causa la recopilación y publicación de este dato.Otra es dar la opción que al comentario se le pueda adjuntar una fotografía o un video (con geolocalización en ambos casos) si por ejemplo son testigos presenciales de la noticia que están comentando. También se puede ampliar la función de encuestas a los usuarios de móviles, es decir, que las encuestas que están presentes en la versión web también puedan visualizarse en la app y en la versión web móvil, e incluso mostrarle al usuario los resultados de ésta de acuerdo a su ubicación geográfica (ciudad).

2. No limitarse al mero volcado de información de un soporte a otro, Periodismo 1.0, sino generar contenido exclusivo para móviles: pues aunque el contenido publicado en otros soportes (impreso y web) funge como base, se deben desarrollar nuevos servicios e innovadoras funciones que mejoren la experiencia móvil y generen un valor diferencial para el usuario, es decir, que sólo pueda hallarse y replicarse en este ambiente. Con la función de geolocalización activada, puede rastrearse la posición geográfica del usuario y priorizar las noticias y otros contenidos que se han generado en y para el lugar donde se encuentra ubicado.Dadas las características de estos dispositivos, es posible que el usuario contribuya con el envío de material que sea de utilidad para complementar la cobertura de una noticia a cargo de un periodista profesional, especialmente en casos de desastres.

3. Pedir y dar cabida a contenido móvil proporcionado por el usuario, no sólo se refiere al desarrollo especializado de paquetes de noticias en profundidad para móviles y otro tipo de presentaciones de noticias para móviles, sino que abarca la recopilación de información del usuario y otros datos que son útiles para extender una historia y añadir material al trabajo inicial desarrollado por un periodista profesional. El móvil es una herramienta ideal para que los ciudadanos compartan lo que saben o han experimentado, ya que pueden hacerlo desde cualquier lugar, incluso desde los escenarios que son noticia en cubrimiento. Los proveedores de noticias, incluyendo por supuesto periódicos, pueden aceptar fotos y breves clips de audio y video e incluso textos de testigos presenciales en casos de noticias de última hora (después de la publicación de la noticia), la aplicación móvil que se genere para tal fin deberá pedir permiso para geolocalizar imágenes y videos, así como otros permisos que deberá otorgar el usuario para la reproducción del contenido que está aportando. Muchos diarios a nivel mundial ya recurren a ello pidiendo fotografías de los lectores, videos o denuncias en tiempo real a través de sus dispositivos móviles.

En el ámbito del periodismo de investigación, una vez publicada la noticia, el paquete noticioso no necesariamente debe finalizar ahí, para determinados temas es posible que usando el móvil, la empresa periodística solicite a sus usuarios, en la medida de sus capacidades, el envío de material geolocalizable para continuar el cubrimiento post-suceso, especialmente de situaciones donde el acceso al periodista profesional puede estar vetado o restringido por las autoridades. Igualmente en este ámbito, y antes de la publicación, cuando sea apropiado y en el proceso de preparación de la noticia, el periodista puede contactar a un público determinado o a un grupo expertos en un tema acerca del proyecto de la misma para que éstos, a través del uso de móviles, puedan hacerle llegar con antelación el material que será utilizado en el paquete de la misma.

Finalmente se encuentra la implementación de la realidad aumentada. Esta es una funcionalidad de reciente incorporación, consiste en la adición en tiempo real de información virtual a una información física ya existente creando así una realidad mixta. Para tal fin el dispositivo móvil debe contar con una visión por computador y reconocimiento de objetos, así cuando el usuario la utilice, se va mostrando en su dispositivo, información adicional agregada digitalmente sobre lo que está observando físicamente a través del mismo. Esta funcionalidad puede implementarse por ejemplo en lugares que fueron escenarios de la noticia, permitiendo a los usuarios añadir información (texto, video, imágenes, audio) a una ubicación específica, así como visualizar la que otros han añadido.

4. Aprovechar la capacidad de la ubicación geográfica, los dispositivos móviles conectan lo digital con lo tangible, lo que le da una oportunidad al periodismo de regresar a sus raíces basadas en la localización. Para aprovechar la función de geolocalización, se sugiere etiquetar el contenido con los datos de ubicación geográfica (artículos, fotografías, audio, video), esto hace posible la creación de mapas de noticias para los usuarios web y ayuda a los usuarios de móviles en el descubrimiento de información y noticias cercanas basándose en su ubicación física actual. Además se puede habilitar el preguntarle al usuario si desea activar la geolocalización o de geolocalizarlo automáticamente si este la ha habilitado previamente y a continuación proporcionarle contenido que se adapte a donde se encuentra; permitir añadir al usuario su ubicación, si este quiere hacerlo, al momento de dejar comentarios y ubicar en un mapa a los mismos.

Otra opción es enlazar el contenido basado en la ubicación geográfica de otras fuentes pertinentes, no solamente limitarse a vincular información de su propio sitio, en el caso de noticias de última hora se pueden añadir enlaces, previa verificación, a tuits en Twitter y a blogs que incluyan geoubicación de sus datos, con una agupación de feeds provenientes de diversas fuentes y disponibles en el sitio web móvil, se ofrece una capa de contenido en tiempo real como complemento a la cobertura en profundidad. La utilización de la geolocalización no debe hacerse porque sí, deben identificarse las historias y los temas que tienen
una fuerte conexión con el lugar, de tal manera que la geolocalización enriquezca la noticia y la conecte con el usuario, si se considera irrelevante o superflua la geoubicación de los datos, entonces evitarla. Por último, debe respetarse la privacidad de los usuarios de móviles, una aplicación móvil o un sitio web móvil debe geolocalizar al mismo con el expreso permiso de este, sea para entregar contenido geográficamente dirigido, obtención de noticias o captación de sus datos.

5. Aprender a aprovechar la realidad aumentada para noticias en móviles, esta tecnología se ofrece como una herramienta para la elaboración de narrativas interactivas que brinden información sobre sucesos pasados y futuros acontecidos en los diferentes espacios del lugar donde se encuentra el usuario ubicado físicamente. Sin embargo, dado que aún no es un tecnología popularizada en los dispositivos móviles ni presente en portátiles o computadores de mesa, no se debe descuidar la elaboración de visitas virtuales o a distancia de esos sitios, es decir, una emulación de esa realidad mixta y que pueda recorrerse e informarse de la misma manera sólo sin estar físicamente en el lugar, en otras palabras, ofrecer una experiencia de realidad aumentada desde la distancia. La realidad aumentada sólo debe usarse si realmente contribuye a enriquecer el poder de la narración, si no está contextualizada, ni permite interactividad, ni proporciona un nuevo nivel de comprensión espacial, es preferible descartarla.

Por ser una tecnología en estado experimental, se sugiere hacer uso de servicios de terceros que permiten desarrollar este tipo de funcionalidades gratuitamente como Layar, Acrossair o TagWhat. También se sugiere jugar con la individualidad ofreciendo una experiencia personalizable a cada usuario, es decir, permitir a los usuarios elegir que quieren ver a través de las capas de contenido seleccionable. Finalmente el uso de la realidad aumentada para llegar a una forma más contextualizada del periodismo, ya que esta se presenta como la encarnación digital del contexto.

6. Utilizar textos e imágenes como contenido básico para móviles. Experimentar con nuevas tecnologías como la realidad aumentada no implica descuidar lo básico. El texto es el método preferido para el consumo de noticias en móviles, seguido por las fotografías y luego el audio y el video. El texto es consumido rápidamente, mientras que las imágenes, y especialmente el audio y video, requieren de más tiempo, además que demandan mayor consumo de datos o disponibilidad sin intermitencia de WiFi, por lo tanto su uso debe ser moderado y cuando sea más conveniente o apropiado, y que no sean muy extensos. Debe procurarse un uso
innovador de las fotografías, experimentarse con la narración a través de fotos, especialmente cuando son relatos en texto son muy largos que el usuario móvil seguramente no terminará de leer.

7. Ofrecer la opción de noticias en audio. Para los usuarios es habitual reproducir música en sus móviles, por lo que esta característica es aprovechable para generar noticias en clips de audio, como complemento al paquete noticioso o la presentación misma de la noticia leída, ya que se presenta como una opción de consumo noticioso para cuando se realizan actividades como conducir o correr, o cuando la noticia es de texto muy extenso. Por otro lado, permite llegar a los usuarios que padecen deficiencias visuales que les impiden leer. Debe considerarse que la conexión a Internet del usuario, vía 3G/4G o redes WiFi puede no ser siempre óptima, por lo que si es posible incrustar el audio, por ejemplo en una aplicación, es preferible hacerlo, así como precargas del mismo cuando el usuario esté conectado de manera que lo pueda escuchar de forma offline. En el caso de que el audio corresponda a ser noticia leída, debe facilitarse la opción de que el usuario pueda cambiar a otro audio desde la misma opción donde está escuchando, así como también el flujo continuo, por otro lado, debe tenerse en cuenta la voz que lee, si bien ha avanzado en la tecnología de voces robóticas con los diferentes géneros y acentos, estas aún pueden resultar muy mecánicas y tediosas para quien las escucha, por lo que es preferible un locutor humano competente.

8. Mostrar a los usuarios de móviles el tiempo estimado de lectura, así como la duración de los clips de audio y video. Las pequeñas pantallas de los teléfonos inteligentes (así como la de los reproductores multimedia portátiles), a diferencia de las de las tabletas, no son cómodas para lecturas largas, además de que los usuarios no suelen ver videos extensos o escuchar audios extensos en estos dispositivos. Esto plantea una interrogante sobre cómo presentar los contenidos en profundidad en sitios móviles o aplicaciones. Si bien es aún un área de experimentación para los móviles, pueden aplicarse estrategias como informar el número de palabras de texto o un estimado del tiempo de lectura, utilizar una barra que marque en porcentaje el progreso de lectura, así como la tienen los clips de audio y video que marcan el tiempo, esto le permitirá usuario tener un estimado de cuanto le falta para terminar. Publicar el tiempo de duración de los clips de video y audio; y en el caso de paquetes noticiosos, informar en una tabla el tiempo estimado (o número de palabras cuando aplique) que el usuario deberá dedicar a cada componente.

9. El uso de marcadores o bookmarks que “recuerden” en el móvil el lugar en que estuvo el usuario. Los usuarios aprovechan los cortos o medianos bloques de tiempo como esperar en filas o durante el recorrido del autobús o metro para usar sus dispositivos, entre ellos, consultar las noticias. En el caso de una aplicación, para facilitarle al usuario el recorrido puede implementarse una característica de “regresar a lo último leído”, de tal manera que cuando el usuario salga y regrese, la aplicación le pregunte si desea volver al último punto donde estuvo en su anterior visita. De igual forma, los clips de audio (incluyendo si son noticias leídas) y los videos deben tener un punto de quiebre, es decir, que se memorice el último segundo que se escuchó/vio de tal forma que se reinicie a partir de allí cuando el usuario vuelva a reproducirlo. En el caso de paquetes noticiosos, la tabla de contenidos puede ir marcando de manera visible los ítems ya visitados. Asimismo, ofrecer un servicio de alertas, sean SMS, mensaje de voz o una notificación push en el móvil, que el usuario active previamente para recordar el volver al contenido.De igual forma, agregar a los resúmenes de paquetes noticiosos, una funcionalidad “recordarme leer esto después” que el usuario active y así reciba una notificación posteriormente que le invite volver.

10. Sincronización para el consumo de noticias multi-dispositivo (en la nube). El usuario normalmente cuenta con más de un dispositivo móvil, puede empezar a leer las noticias desde un teléfono inteligente y continuar luego a través de una tableta, por lo tanto es ideal que exista una sincronización en las aplicaciones, es decir, que la última aplicación usada recuerde el último lugar de visita y cuando vuelva a ingresar desde otro dispositivo, este retome desde donde quedó. Es lo llamado portabilidad de contenidos a través de diversos sistemas e interfaces (en la nube), que no sólo abarca móviles sino también PCs de escritorio y portátiles, y que por supuesto requiere que el usuario se registre e inicie sesión. La sincronización también puede hacerse extensiva a los comentarios que se han dejado tanto a través de móviles como de computadores de escritorio, que se visualicen en uno y otro.

11.No alejarse de los estándares y normas de interface. Si bien se alienta a innovar y experimentar en la presentación de contenidos para móviles, también debe tenerse en cuenta las funciones que vienen predeterminadas en cada plataforma, como por ejemplo los diferentes movimientos de los dedos o la forma de navegación. El desarrollo de aplicaciones para presentación de noticias debe centrarse en los estándares especificados, ya que el objetivo primario es crear nuevas presentaciones haciendo uso de las herramientas de navegación pre-existentes. Cualquier nueva característica que salga de estas debe explicar y defender su importancia. Las actualizaciones de aplicaciones y de sitios web móviles deben abordarse de la misma manera, los usuarios podrían perderse fácilmente en rediseños radicales de interface, especialmente cuando estos no han sido buscados por ellos (el caso de Facebook). Los usuarios esperan estandarización también en la presentación de los contenidos vía web móvil independiente de la plataforma que usen sus dispositivos, es decir, que si usan BlackBerry, iPhone o un teléfono inteligente con Android, el contenido será igual de accesible que si estuvieran visualizándolo desde el navegador de su computador.

12.Los adolescentes deben ser el público objetivo de noticias en móviles. Los proveedores de noticias deben orientar los diseños y desarrollos hacia ellos pues son un mercado ideal ya que esta es una generación que nació en la era de Internet, ha tenido contacto con la red de manera permanente o casi permanente, ahora se conecta a través de sus móviles y suelen gastar más tiempo online que generaciones anteriores. También los adolescentes presentan una alta tasa de uso de redes sociales virtuales, por lo que se presenta una oportunidad para los distribuidores de contenido noticioso de ampliar su alcance y audiencia. Los usuarios adolescentes son los catalizadores principales en la promoción de contenidos, incluyendo noticias, a menudo en redes personales de gran tamaño. Algunas recomendaciones que se dan son: adoptar en general una actitud de móvil en primer lugar, pero en especial para aquellos proveedores de noticias que esperan llegar a los jóvenes como público objetivo, ya que los móviles son sumamente personales para quien los usa. Para los jóvenes la interactividad es atrayente por lo que podría barajarse la presentación de las noticias en forma de un juego interactivo. De aquí se desprende una posible estrategia de ingresos, si el medio tiene la capacidad de generar noticias atractivas para adolescentes y logra el patrocinio de una marca orientada a ellos, además de que también sería una forma de involucrar o comprometer a este grupo con la marca noticiosa en particular.

Por último, promover acciones de socialización de medios o social media, es decir, aprovechar que los adolescentes son adeptos a la comunicación vía SMS y el uso de redes sociales virtuales desde sus móviles, por lo que las noticias deben presentarse en un formato que permita compartirlas fácilmente, además de promover este comportamiento, incluyendo la generación de estrategias como la ganancia de puntos por hacerlo, que luego puedan ser redimidos en descuentos para alimentos, bebidas o distracciones orientados a ellos.

13.Llevar el mundo físico al digital usando códigos de barras en 2D (conocidos también como códigos QR). Es común que los proveedores de noticias piensen en la publicación en móviles como una extensión de la publicación en Internet, sin embargo también se presentan como un complemento para el impreso. De hecho, los móviles emergen promisorios como dispositivos que ayudarán a extender los contenidos de las publicaciones impresas en el mundo digital. Se sugiere la implementación de códigos de barras en 2D como una forma de generar valor agregado a la versión impresa. Los usuarios podrán fotografiar el mismo, el móvil lo interpretará y se visualizará la información adicional que el medio haya destinado para el artículo impreso en cuestión. El código de barra en 2D permite llevar al usuario todo tipo de contenido que no es posible tener en el impreso (bases de datos que apoyen el artículo, gráficos multimedia, foros de discusión vinculado al tema noticioso en cuestión, etcétera). Algunas sugerencias para permitir este puente entre lo móvil y lo impreso son: utilizar en los paquetes de noticias impresos códigos de barra 2D que lleve al usuario a contenidos multimedia interactivos que extiendan o complementen el paquete de prensa. El uso de códigos de barra 2D en el mercado móvil de noticias: los afiches o carteles del medio, periódicos por ejemplo, que se coloquen en espacios publicitarios de estaciones de autobuses o trenes pueden llevar un código en 2D de tal forma que mientras el usuario espera el servicio respectivo, pueda escanearlo con su móvil y así obtener acceso a la versión móvil, por ejemplo, o a una versión digital de las noticias en la primera plana del impreso, o incluso descargar paquetes especiales de noticias si así se ha determinado, para leerlos durante el viaje. Finalmente utilizar los códigos de barras en 2D como una extensión de la publicidad impresa, así llevar información adicional de los anunciantes al usuario a través del móvil.

14.Resaltar al público las mejores partes. Las pequeñas pantallas de los teléfonos inteligentes (así como la de los reproductores portátiles multimedia), a diferencia de las tabletas, son ventanas pequeñas para el gran consumo de grandes paquetes de contenido. Esto es un reto, por lo que podría considerarse poner en relieve o resaltarse las mejores partes del paquete noticioso en la presentación móvil. La forma más simple y más tradicional de hacerlo, es identificar las citas, párrafos, imágenes más importantes, entre otros, e incluir una lista del contenido resaltado en la tabla de contenidos o página de inicio de navegación de la versión móvil. Una técnica adicional es el desarrollo de una interfaz móvil de paquete noticioso que permita a cualquier lector subrayar o etiquetar algo que considera especial o que vale la pena compartir, abiertas a recibir calificación por parte de otros lectores desde sus móviles y luego publicar los enlaces de más alta calificación en la sección de destacados. Esta técnica puede brindar al usuario de móviles una forma de captar las partes o mensajes más importantes del paquete de una gran
noticia, incluso cuando no tienen tiempo de consumir este listado por completo.

15.Facilitar a los usuarios acciones como realizar donaciones o herramientas de trabajo voluntario. El móvil se presenta como una poderosa herramienta al alcance de la palma de la mano que le permite al usuario tomar cualquier decisión desde cualquier lugar donde haya señal. Esto puede ser aprovechado en varios aspectos. Permite a los usuarios expresar una opinión con poder, especialmente para los paquetes de noticias en profundidad sobre temas que suscitan fuertes opiniones, una aplicación de noticias para móviles o un sitio web para móviles puede facilitar al usuario su expresión o tratar de influir en un asunto público.

Motivar la ayuda de usuarios voluntarios: la presentación de informes de investigación en profundidad puede hacer que los usuarios quieran actuar directamente para solucionar el problema identificado por el periodista, por lo que, cuando se apropiado, puede incluirse un mecanismo que mediante el móvil permita la inscripción de voluntarios. Por último, facilitar las donaciones financieras: otra capacidad de los móviles es facilitar las transacciones financieras (donar dinero para apoyar a los proveedores de noticias o dar “propina” al redactor, pagar por contenidos premiun, o incluso donar dinero directamente, si es apropiado, a la organización o causa mencionada en el reporte noticioso.

Para el caso de los e-readers no se encontraron referencias bibliográficas que sugirieran funcionalidades o formas de presentación de contenido, esto puede obedecer al ecosistema cerrado propio de este dispostivo móvil. En el e-reader se intenta recrear la experiencia de leer un periódico impreso en aspectos como el color de los textos (negro sobre fondo blanco), tipo de fuente (serifada), de actualización diaria, secciones tradicionales listadas en el orden en que van en el impreso, la diposición de los bloques de texto en el despliegue de la noticia (sin espacios y con sangría al inicio de cada párrafo), con pocas imágenes, y modo sólo lectura. Hay limitaciones ya que no todo lo que aparece en el impreso pasa a la versión en el e-reader. Pueden eliminarse mapas, cuadros y gráficas; contiene menos fotografías, pueden eliminarse pie de fotos, puede no haber una jerarquización editorial, pueden eliminarse algunas columnas y contenido editorial, no se incluyen las tiras cómicas ni juegos tipo puzzle; no se incluyen los suplementos ni insertos especiales, tampoco la publicidad ni los avisos de ocasión o clasificados; y puede haber omisión parcial o total de contenido de acuerdo a los contratos firmados con las agencias de noticias. Al ser cerrada la plataforma es el propietario de la misma quien impone las pautas de diseño, forma de navegación y despliegue de la información, y los periódicos se adaptan a esta plantilla predeterminada, lo que redunda que todos ellos sean iguales en esos aspectos.

Metodología

Para determinar la presencia de diarios mexicanos que utilizan las plataformas móviles se recogió la información a través de una base de datos elaborada desde 2009 y actualizada hasta agosto de 2012. Se revisó en cada periódico registrado en el Padrón
General de Medios Impresos, de la Secretaría de Gobernación para verificar cuántos, de los 301 diarios inscritos en él y con acceso a un sitio web, proporcionaban algún vínculo móvil entre ellos y sus lectores.

Se buscó en cada sitio web si proporcionaban vínculo a través de aplicaciones para iPhone, iPad, BlackBerry, PlayBook, familia Samsung Galaxy y otras tabletas y teléfonos inteligentes con Android, Nokia Lumia y otros teléfonos inteligentes con Windows
Phone, teléfonos inteligentes con Symbian, Kindle, etcétera. De esta manera se podría ver si ha habido una implementación del periodismo digital en los diarios mexicanos desde el año 2009 en que se hizo una primera observación; también se pudo ver de qué
forma han adoptado las plataformas móviles de los diarios mexicanos y el crecimiento que han presentado los diarios mexicanos en Internet, en algunos casos no solo para complementar las ediciones impresas, sino también como una opción para desarrollar el periodismo exclusivamente en línea.

Hallazgos y reflexiones

De acuerdo al análisis realizado mediante la observación y la medición de la cantidad de diarios que ofrecen a sus lectores la posibilidad de acceder a ellos mediante aplicaciones móviles, es importante hacer notar que en el análisis realizado en 2009, ninguna publicación –de 314 contabilizadas- contaba con la posibilidad de acceder a alguna aplicación que descargara material en algún teléfono celular, todos los contenidos estaban hechos para ser vistos a través de la red pues la penetración de las plataformas
móviles en México ha sido lenta; lo condujo, sin embargo, al desarrollo del aspecto de contacto interactivo entre los diarios y los lectores a través de blogs, foros, chats, SMS, comentarios, encuestas, correos electrónicos, tests y sondeos, tal como se presenta en la gráfica en la cual se representan aquellos que tuvieron mayor presencia en la red de acuerdo al portal de medición Alexa. 

 Fuente: elaboración propia

Para 2012, de un total de 301 periódicos, solo 54 publicaciones añadieron opciones en sus sitios web para diferentes tipos de dispositivos (algunas de estas publicaciones pertenecen a grupos editoriales –Milenio, Reforma, Zócalo de Satillo-). Entre las
aplicaciones utilizadas se encuentran aquellas para los aparatos que cuenten con sistemas Android y Symbian o aquellas específicas para iPad, iPhone, BlackBerry –incluído PlayBook-, y Kindle, así como para cualquier otro dispositivo móvil.

Las publicaciones que cuentan con un mayor número de aplicaciones son El Universal y El País (aunque el sitio web redirecciona al sitio del diario español); asimismo, los diarios pertenecientes al Grupo Reforma también presentan sus contenidos a través paywall, el resto lo hace de manera gratuita para cualquier lector.

Aunque la adopción de dispositivos y plataformas móviles ha sido en tiempo récord, comparado con la incorporación de los diarios impresos a la web.

En 2011, eran más de 30 diarios generalistas que usaban las plataformas móviles, de un total de 10 formatos disponibles en ese momento. En ambas observaciones (2011-2012) quedó en evidencia que la prensa mexicana no ha adoptado a todas las plataformas móviles por igual pues se encontró una gran diferencia entre la cantidad de aplicaciones y la preferencia por ofrecer una u otra al público; las preferidas son iOS para iPhone y BlackBerry OS, lo cual manifiesta la apuesta por el uso de los contenidos periodísticos para teléfonos inteligentes.

El resto de los periódicos -247- no apuestan por ninguna plataforma móvil, solo por la presentación de contenido web, algo que deberían replantearse, pues la mayoría presenta un diseño anticuado; otras no optan siquiera por usar las redes sociales para compartir la información y difundirla por la red, lo cual nos lleva a pensar en la obsolescencia en que están cayendo las publicaciones diarias.

Futuros estudios a partir de ver que la cantidad de diarios que han adoptado las plataformas móviles va en crecimiento pueden plantearse en torno al análisis de los contenidos que ofrecen esas plataformas, si en realidad son novedosas u ofrecen valor
añadido a lo que el lector pueda encontrar en un sitio web; además puede observarse la estabilidad de la plataforma, la actualización. También puede estudiarse la adopción por parte de los usuarios, las edades, las preferencias por una u otra plataforma; el crecimiento en determinados puntos geográficos del país, etcétera. Pues hay que tomar en cuenta que el crecimiento en la oferta que las editoras den a sus lectores redunda en beneficio a través de publicidad, estilos de mercadotecnia, fidelización y otros elementos de promoción y ganancias que cualquier otra empresa que tenga presencia en la red pueda detectar y utilizar.

Si en la actualidad la llamada crisis del periodismo está obligando a cerrar publicaciones, optar por las plataformas digitales es una opción a la que están recurriendo en diversos países del mundo, por qué en México no se está tomando en cuenta esta opción, es una propuesta acorde al crecimiento que Internet y la penetración que las herramientas móviles están teniendo entre la población (se incentiva así un modelo de negocio). El público encuentra así nuevos soportes de distribución de contenido que se suman al impreso (web, móvil, SMS).

La complicación que supone la creación de software para desarrollar aplicaciones en los diversos sistemas operativos y que exige el tener desarrolladores especialistas en cada una para que las creen y las mantengan puede ser un obstáculo económico para que se
añadan más empresas periodísticas a esta nueva opción para el lector. Además los costos  que supone el pago a los propietarios de las diversas plataformas.

Además de esto, debe pensarse en una calidad del contenido que se publique en cada una de estas plataformas pues hay que actualizar la información, mantener el diseño y evitar los errores de programación, además de estar al pendiente de los cambios en la velocidad de conexión que pueda tener el lector.

Y es que como señala Robinson (2006), la participación en la red a través de las herramientas adecuadas crea una forma de periodismo abierto con múltiples voces (69) y representa una forma de expresión que promueve la colaboración –voluntaria, asíncrona y pública de los usuarios en la comunicación (Larrondo, 2005) hecho que no debe de pasarse de largo en México en donde siempre se ha respondido de forma amplia a las nuevas opciones que en materia de tecnología y de contenidos se han desarrollado en otros países (más desarrollados), y en donde la investigación y las condiciones sociales han permitido que se instalen con respuestas también positivas y en aras de mejorar, en este caso, los medios de comunicación ya establecidos.

En México, la investigación en torno al periodismo digital da un amplio margen para que se destaque también la importancia que este debe (y está) cobrar en la sociedad.

Los resultados nos permiten detectar que el periodismo en México tiene un camino bastante prometedor si se continúa adoptando la tecnología de vanguardia y si se ofrecen valores agregados en las versiones digitales; pues el crecimiento de la población que tiene acceso a la red en el país va aumentando considerablemente cada año.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Un comentario para “Desarrollo del periodismo en línea y móvil en los diarios mexicanos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *