El shôjo manga en Planeta

shojo-planetaPara esta ocasión los dejo con este texto escrito para Daruma SL y publicado en el Blog de Cómics de Planeta de Libros (España).

El shôjo manga en Planeta

¿Qué es el shôjo?

El término shôjo manga designa a las historias dirigidas a una audiencia femenina joven. Las tramas giran alrededor de las relaciones humanas, especialmente romances, y enfatizan las emociones por encima de todo. Pueden ser dramáticas, fantásticas, cómicas, de ciencia ficción, sobre chicas mágicas o situaciones de la vida cotidiana. Los papeles protagonistas suelen recaer en los personajes femeninos y las historias se cuentan siempre desde su punto de vista. El shôjo manga se esmera en el aspecto estético, el diseño de los personajes (ojos grandes y muy expresivos y personajes masculinos con rasgos delicados), el diseño de su vestimenta y sus accesorios.

Shôjo en España. Orígenes.

En septiembre de 1998, La 2 de TVE transmitía la serie animada La Familia Crece, una comedia romántica protagonizada por Miki Koishikawa, de 16 años, cuyos padres habían hecho un intercambio de parejas con la familia Matsura de manera que todos vivían bajo el mismo techo, incluyendo a Yuu, el hijo de aquellos. Un mes después, Planeta Cómic, o Planeta DeAgostini Cómics como se conoció hasta 2014, lanzaba en formato tank?bon el manga en el que se basaba, Marmalade Boy, de Wataru Yoshizumi.

No era el primer shôjo manga traído a España ni tampoco el primer intento de la editorial en el género, le precedió por ejemplo Promesa de Keiko Nishi en 1995, pero sí fue el que marcó un antes y un después en el mundo del manga en nuestro país. La combinación de una buena historia y la emisión paralela de su anime fueron el espaldarazo decisivo para que el género se asentara.

En 1999 Marmalade Boy se reeditó en formato cómic book y se sumó una nueva serie en formato tank?bon, Solamente Tú, de la misma autora. Ella, Wataru Yoshizumi, no es solo una de las mangaka más destacadas del shôjo manga, sino también una de las autoras por las que Planeta Cómic ha apostado con convicción y cariño, al licenciar prácticamente toda su obra, catorce títulos hasta la fecha, para su comercialización en el mercado español.

La década dorada del shôjo en España.

A partir del nuevo milenio, Planeta Cómic apostó al 100 % por el shôjo manga y el género vivió una época dorada durante toda la década, iniciándose con títulos como: X (CLAMP), Caramel Diary y Mis Recuerdos del Instituto (ambos de Megumi Misuzawa), Kamikaze Kaito Jeanne (Arina Tanemura), El Juguete de los Niños (Miho Obana), Quartet Game y Random Walk (ambos de Wataru Yoshizumi). No nos olvidamos de Haru Hana de Yuana Kazumi, la entrega única I.O.N y el magical girl Time Stranger Kyoko, ambos de Arina Tanemura; el drama Manos Entrelazadas de Miho Obana o Tokyo Babylon, precuela de X, de CLAMP y la reedición de Solamente tú en formato cómic book. Fue una evolución siempre al alza, de una manera tímida pero progresiva y, sobre todo sostenida, a medida que el número de lectoras se afianzaba y crecía.

A mediados de la década, fue el turno para la comedia Somos Chicos de Menta, en formato tank?bon, de Wataru Yoshizumi y No me lo Digas con Flores de Yoko Kamio, que sigue siendo, a día de hoy, la serie de shojo manga más extensa publicada por Planeta con un total de 36 tomos y uno especial editado en el 2009. También se lanzó el one-shot (tomo único) ¡Qué difícil es ser una chica! de Arina Tanemura y con este la editorial inauguró la colección de entregas únicas “Un Manga, Un Romance”, en la cual se publicaron obras de reconocidas mangaka del shôjo y otras de talentos emergentes. Tales fueron Lovers Flowers y Love Beast, ambos de Yuna Anisaki; ¿Dónde vive ese gato? y Mi nuevo padre, ambos de Rie Kanenari; Canal W de Kei Enue, Carta al Futuro de Yukari Kawachi, Abrázame con toda tu alma de Nami Akimoto, Dulce como la miel de Mari Yoshino, ¡Vamos al Koshien! de Chizuru Enomoto, La casa del agua de Miho Obana, y Spicy Girl y Pétalos de nieve, ambos de Mihona Fujii.

Acompañando, llegaron las series Porque me gustas de Wataru Yoshizumi, El Patito feo de Ai Morinaga, Emma de Kaoru Mori, La flor del sueño eterno, Un millón de lágrimas y el one-shot La Canción del Sueño, de Yuana Kazumi, y Nana, un josei manga o historias dirigidas a un público femenino adulto, de Ai Yazawa, otra popular mangaka del shôjo de la que Planeta Cómic ha licenciado varias de sus obras.

Finalizando la década, se lanzaron los tomos únicos Shirley de Kaoru Mori y Añorado Rozione de Yumeka Sumono, y las colecciones Adult Time de Yomomo Yamada, El autobús del amor de Maki Usami, ONEx3 de Yukiriko, Peach Girl de Miwa Ueda y ¡No hace falta! de Ai Morinaga, además de la reedición de Marmalade Boy en formato kanzenban.

No nos dejamos en el tintero Devil Magic de Miru Akino, para “Un Manga, un Romance” y Nana 7.8 de Ai Yazawa, de forma independiente; además las series La Chica que Viaja en el Tiempo de Yasutaka Tsutsui y Gaku Tsugano, Hot Gimmick de Miki Aihara, Cat Street de Yoko Kamio, Llegando a ti de Karuho Shiina, Love Com de Aya Nakahara, Karin de Yuna Kasekagi, Kilari de An Nakahara y Otomen de Aya Kanno.

También hubo un foco especial para Ai Yazawa. Además de las mencionadas, se lanzaron otras tres de sus obras seriadas, Historia de un Vecindario, No soy un Ángel y Last Quarter, asimismo su Tempestad Color Cereza, que junto con Double sentiment de Touko Minami, se añadieron a la colección “Un Manga, Un Romance”. Finalmente, se lanzó la serie Hana Kimi de Hisaya Nakajou y las reediciones de Somos Chicos de Menta en formato cómic book y Kamikaze Kaito Jeanne en kanzenban.

Luego de este fructífero período, el shôjo manga entró en una época difícil y hubo una sensible disminución de nuevos títulos. A pesar de ello, hubo tiempo para Arina Tanemura (Mistress Fortune) y de Wataru Yoshizumi (Cherish y PxP, y la serie Spicy Pink). “Un Manga, Un Romance” finalizó con el lanzamiento de Prince Class de Aya Nakahara.

Renacimiento del shôjo

En 2015 se vislumbró la posibilidad de relanzar el género y Planeta Cómic no dudó en volver a intentarlo recuperando a Wataru Yoshizumi, la mejor representante del shôjo, para encabezar su resurgimiento en España. El pistoletazo de salida de esta nueva carrera de fondo lo dieron Cappuccino y la secuela Marmalade Boy Little, serie abierta en Japón. Después de todo, Marmalade Boy lo había asentado todo, así que el relevo era un justo tributo.

En este 2016, la editorial ha seguido esforzándose por recuperar el esplendor de antaño del shôjo manga en el mercado español. Se publicó la Revista Shôjo, un único número dedicado a la obra de Wataru Yoshizumi que ofreció los primeros capítulos de ocho de sus obras y como bonus, una dedicatoria especial escrita por la mangaka. Además, como el preludio para el contundente regreso del género, el anuncio de seis nuevas licencias cuyos lanzamientos se harán a lo largo del 2017: Matsuri Special y Tiger and Wolves, ambos de Yoko Kamio; Marine Blue de Ai Yazawa; Daytime Shooting Star de Mika Yamamori; y Handsome Girl y Chitose etc., de Wataru Yoshizumi, las dos que faltaban para completar toda su obra en lengua española.

Planeta Cómic sigue apostando a la continuidad en los licenciamientos de títulos de shôjo manga de varias autoras con diversas trayectorias en el mercado español, y confía que la respuesta y confianza de sus lectores lo siga haciendo posible. El shôjo es un género manga interesante, profundo, diverso y rico, y por eso, todos los profesionales del mismo apostamos por cuidarlo y popularizarlo para el disfrute de todos. ¡Feliz lectura!

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *